domingo, enero 06, 2008

Las cortinas

Aun no abre realmente los ojos, pero sabe cada paso de la rutina de toda la vida al levantarse de la cama. El piso frío es la primer sensación que le hace entreabrirlos un poco mas, nunca le gustaron las chanclas desde aquél fatídico día en que la tía Julia habría propinado a todos los primos, incluyéndolo, unos buenos chanclazos después de haber encontrado la salamandra muerta a orillas del río. Camina lento pero seguro hacía el balcón, y en cada paso se oye cómo rechina la duela del piso viejo, al llegar recorre la cortina, ya con los ojos bien abiertos. Afuera las estrellas son mas abundantes que en la tierra, hace siglos no veía tantos destellos y por un momento parece que sigue soñando. Sintió la luz como la vez antes del gran viaje a marte cuando la última lluvia de estrellas terminó por destrozar lo que quedaba de La casa Grande. La imagen vívida del cráneo de Susana siendo partido en mil pedazos por su propia energía vino al momento, de nuevo los rayos rojos y verdes atravesándole los sesos. Unos segundos después se aleja de la ventana y cierra rápido las cortinas, de un solo jalón. Camino al baño se reprocha, cómo cada mañana, no poder recordar aún que no debe abrir las cortinas.

foto: KarlaLacomba

5 comentarios:

ƒяэåкª dijo...

cosas que pasan y reproches q nos hacemos... siempre pasa pero son esos destellos q nos regresan a la realidad.. y la realidad es la interseccion de infinidades de mundos...un beso.

LuCcY dijo...

hola autz!! feliz año!! mis mejores deseos.. espero poder visitarte más seguido!

un beso y un abrazo,

Vanto Y Vanchi dijo...

y luego? y luego?

Amorexia dijo...

Es que aveces es mejor olvidar que traumatizarse... y sin tiempo de cicatrizar solo queda la imagen primera, cada día renovada. Buen texto.

Saludos desde mi hora mas oscura.

gOmita de naRanja dijo...

hacia mucho que andaba perdida, pero como buena hija pródiga, volví. Y éste me encantó. Me encantó, me encantó, me encantó!

Libélulas tornasol

Libélulas tornasol